Los comentarios son off para este post

Yendo a aguas más profundas II parte

Salmos 107 (NVI)

LIBRO V

107 Den gracias al Señor, porque él es bueno;
    su gran amor perdura para siempre.
Que lo digan los redimidos del Señor,
    a quienes redimió del poder del adversario,
a quienes reunió de todos los países,
    de oriente y de occidente, del norte y del sur.[a]

Vagaban perdidos por parajes desiertos,
    sin dar con el camino a una ciudad habitable.
Hambrientos y sedientos,
    la vida se les iba consumiendo.
En su angustia clamaron al Señor,
    y él los libró de su aflicción.
Los llevó por el camino recto
    hasta llegar a una ciudad habitable.

¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
¡Él apaga la sed del sediento,
    y sacia con lo mejor al hambriento!

10 Afligidos y encadenados,
    habitaban en las más densas tinieblas
11 por haberse rebelado contra las palabras de Dios,
    por menospreciar los designios del Altísimo.
12 Los sometió[b] a trabajos forzados;
    tropezaban, y no había quien los ayudara.
13 En su angustia clamaron al Señor,
    y él los salvó de su aflicción.
14 Los sacó de las sombras tenebrosas
    y rompió en pedazos sus cadenas.

15 ¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
16 ¡Él hace añicos las puertas de bronce
    y rompe en mil pedazos las barras de hierro!

17 Trastornados por su rebeldía,
    afligidos por su iniquidad,
18 todo alimento les causaba asco.
    ¡Llegaron a las puertas mismas de la muerte!
19 En su angustia clamaron al Señor,
    y él los salvó de su aflicción.
20 Envió su palabra para sanarlos,
    y así los rescató del sepulcro.

21 ¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
22 ¡Que ofrezcan sacrificios de gratitud,
    y jubilosos proclamen sus obras!

23 Se hicieron a la mar en sus barcos;
    para comerciar surcaron las muchas aguas.
24 Allí, en las aguas profundas,
    vieron las obras del Señor y sus maravillas.
25 Habló Dios, y se desató un fuerte viento
    que tanto encrespó las olas
26 que subían a los cielos y bajaban al abismo.
    Ante el peligro, ellos perdieron el coraje.
27 Como ebrios tropezaban, se tambaleaban;
    de nada les valía toda su pericia.
28 En su angustia clamaron al Señor,
    y él los sacó de su aflicción.
29 Cambió la tempestad en suave brisa:
    se sosegaron las olas del mar.
30 Ante esa calma se alegraron,
    y Dios los llevó al puerto anhelado.

31 ¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
32 ¡Que lo exalten en la asamblea del pueblo!
    ¡Que lo alaben en el consejo de los ancianos!

33 Dios convirtió los ríos en desiertos,
    los manantiales en tierra seca,
34 los fértiles terrenos en tierra salitrosa,
    por la maldad de sus habitantes.
35 Convirtió el desierto en fuentes de agua,
    la tierra seca en manantiales;
36 hizo habitar allí a los hambrientos,
    y ellos fundaron una ciudad habitable.
37 Sembraron campos, plantaron viñedos,
    obtuvieron abundantes cosechas.
38 Dios los bendijo y se multiplicaron,
    y no dejó que menguaran sus rebaños.

39 Pero, si merman y son humillados,
    es por la opresión, la maldad y la aflicción.
40 Dios desdeña a los nobles
    y los hace vagar por desiertos sin senderos.
41 Pero a los necesitados los saca de su miseria,
    y hace que sus familias crezcan como rebaños.
42 Los rectos lo verán y se alegrarán,
    pero todos los impíos serán acallados.

43 Quien sea sabio, que considere estas cosas
    y entienda bien el gran amor del Señor

INTRODUCCIÓN:

Si como iglesia vamos a aguas más profundas se van a destapar los tesoros que estaban escondidos.

“Los jóvenes necesitan ir a aguas profundas para poder cumplir su propósito en esta generación”

Con revelación nuestros ojos se abren y pasamos a entender lo que Dios necesita de nosotros.

PREDICA:

El Señor nos está sacando de la mediocridad y nos está dirigiendo para  levantar su reino.

*(SALMO 107)

Si estamos cansados de cosas pequeñas como rutinas, religiosidad…

El Señor quiere sacar la multitud que sufre de la miseria, él nos quiere llevar a aguas más profundas.

Estamos en una nueva temporada profética y como nunca antes el espíritu del Señor se está moviendo.

Dios está buscando hombres y mujeres que tengan sensibilidad espiritual.

*Estas son las maneras por las cuales podemos ir a aguas profundas sin negociar:

  1. 1. Como iglesia podemos ir con la nave de la búsqueda de la presencia de Dios.

Tenemos que entrar en la presencia de Dios sin pedir nada.

Pero somos egoístas y pedimos para nosotros.

Cuando nosotros contemplamos el rostro de una persona conocemos su corazón.

Cuando miramos el rostro del Señor descubrimos que hay tesoros escondidos que cambiaran nuestra vida.

Busca la presencia de Dios.

Si tú como padre empiezas a buscar el rostro del Señor tus hijos van a heredar esa prosperidad.

  1. 2. La nave de la intercesión.

Necesitamos ir a aguas más profundas por medio de la intercesión.

Dios tiene un propósito en tu vida, Él  está preparando un camino para que llegues.

Las pruebas y las luchas son un camino para que llegues al destino que Dios ha establecido para tu vida.

Dios tiene algo más para nosotros, algo que se va a desatar.

Los mediocres no vivirán ese algo más grande.

Cuando un joven toma la decisión de seguir al Señor él le levanta con autoridad y como ejemplo hacia otros jóvenes.

Ahora hazte esta pregunta:

¿Qué tipo de entrega estás haciendo para el Señor?

Él te quiere levantar más que a Samuel, David…

¡Tú puedes ayudar a levantar esta generación!

Pr Meriño Campos

 

 

Los comentarios están cerrados.